Conoce la experiencia gourmet: los sabores del jamón de Vallejo

 




De todos es sabido que el producto estrella o más popular de nuestro país, es el jamón. 

Jamón, es el nombre genérico del producto alimenticio obtenido de las patas traseras del cerdo. Y como he dicho antes es el producto más conocido, y existe una gran tradición en nuestro territorio. Además acabo de descubrir que aunque es popular es un gran desconocido y encierra un mundo en si mismo. Visita jamones Vallejo y conocerás un dato hasta hora para mi desconocido; que una misma pata de jamón, cuenta con zonas diferenciadas, en textura, sabor y aroma.


El jamón es un producto muy cuidado, ya que dependiendo de su proceso será el resultado del mismo. Comenzando en la selección del cerdo, su alimentación, cuidado  zona de crianza, proceso y elaboración  Todo minuciosamente medido, más si el resultado final se quiere un alimento de calidad superior, diferente o gourmet.



Pues a todo esto le añadimos que dependiendo de la zona del jamón que estemos degustando tiene un sabor y textura diferente.

Zona de la babilla, es la zona contraria de la maza, su característica un intenso aroma y sabor, manteniendo la suavidad  propia de un buen corte de jamón (loncha).

Zona del jarrete, es la zona superior a la maza, es la parte más dulce, ya que al curarlo penetra menos cantidad de sal.

Zona de la punta. De intenso sabor.

Zona de la maza, es la zona más jugosa y sabrosa y con la grasa que deja ese regusto de un buen jamón.






¿Y cual es el proceso de elaboración hasta llegar a un jamón con calidad? :

El jamón es un producto muy cuidado, ya que dependiendo de su proceso será el resultado del mismo. Comenzando en la selección del cerdo, su alimentación, cuidado  zona de crianza, proceso y elaboración  Todo minuciosamente medido, más si el resultado final se quiere un alimento de calidad superior, diferente o gourmet.

Una de estas zonas de prestigio con tradición duradera en el tiempo y mejor respetada en la cura de las piezas de cerdo, sobre todo el jamón, es la otorgada a Granada, con un sello de calidad indiscutible a lo que en la cura de jamón se refiere. Y que la geografía de la provincia registra secaderos con excelentes productos y tradición. Ya que se da la circunstancia que en la Alpujarra granadina se exhibe con orgullo desde hace más de 200 años un sello que certifica la calidad del reconocimiento al Jamón de Trevélez que en 1862 le otorgó la reina Isabel II, distinguiendo la calidad de los mismos y su elaboración. La cual    con el transcurso del tiempo ha ido evolucionando con el paso de los años, pero hay tres fases que perpetúan en la tradición: que es la salazón, el reposo y el secado.

Salazón y reposo.- se recubre la pieza de jamón con sal para favorecer la deshidratación y conservación del mismo. Dependiendo del secadero, mantendrán el jamón en cámaras u otras técnicas, recubiertos completamente de sal. Controlando su temperatura.  En este periodo de tiempo, irá tomando el color y aroma típico de los productos curados en sal.

El tiempo en salazón (reposo) varía en función del peso de la pieza y su grado de pureza.

Secado.-  Una vez concluido los pasos anteriores, y la limpieza de la pieza. Se pasa a secaderos naturales, provistos de ventanales, más bien en penumbra, pero que permiten regular y controlar la ventilación, para que se den las condiciones óptimas de humedad y temperatura. En este periodo de reposo, se favorece la fusión progresiva de la grasa, alcanzando una distribución uniforme en el tejido muscular. Este tiempo oscila y depende de las técnicas y climatología, técnicas, etc. De cada secadero. Pero es un proceso mínimo de 6 meses.

A este proceso también se le denomina “sudado de las piezas”. Es fundamental que gradualmente la temperatura vaya ascendiendo, con lentitud pero controlada. Y cuidando los meses de verano, que el “sudado” de los jamones se vuelve más intenso, chorreando grasa (de ahí la imagen de algunos jamones pinchado en la punta de esos conos inversos, para recoger la grasa que van expulsando)

Los aromas empiezan a aflorar, adquiriendo el jamón su sabor  y aroma característico.


Plato fácil de preparar con olla express: lentejas

 



Como siempre os digo soy "Maria cacharrillos", y hoy os traigo una receta en una olla de cocción normal, la olla express.

Dicha olla, era un elemento imprescindible en las cocinas de antaño; quien no recuerda el chupchup característico de la válvula de seguridad, y la salida de vapor que inundaba la cocina del rico aroma de la comida ya preparada.

Con el paso del tiempo ha ido evolucionando, e incluso se ha

desarrollado tecnológicamente dando paso a las ollas rápidas que tienen más funciones, que las de siempre.

Pero hoy nos vamos a centrar en la olla express de siempre, sea más contemporánea o con evolución. 


Hoy os propongo una recetita, muy fácil de hacer, y muy tradicional, y que puedes adaptar los ingredientes como más te gusten. Hoy guiso de lentejas. Os intento poner las cantidades pero son orientativas, ya que este tipo de recetas yo las hago a ojo

Ingredientes

2 vasitos de lentejas pardinas

1cebolla

2 clavos

1 hoja de laurel

1 tomate

1 zanahoria

1 pimiento verde

1 choricito fresco o morcilla

pimentón dulce (media cucharadita)

sal

aceite oliva

agua (o caldo de verduras)

Ponemos en la olla al fuego con aceite, ponemos las verduras troceadas (menos la cebolla) sofreímos y batimos (en la misma olla, con cuidado de no arañarla) 

Añadimos las lentejas, y el resto de ingredientes, la cebolla la incorporamos pelada pero entera con el par de clavos, clavados en la misma.

La cantidad de agua es al gusto, pero no os quedéis muy cortos, ya que corréis el riesgo de que las lentejas se quemen. 

Cierra la olla, y ponla al fuego alto, cuando comience a echar vapor baja a fuego medio, calcula unos 10 minutos y listo.

Con las lentejas aconsejo poner menos tiempo del que se debiera ya que son delicaditas. Ya que los tiempos dependerá del tipo de lentejas que tengáis, la fuerza de vuestro fuego y sobre todo del tipo de olla que utilicéis.

Como es un plato contundente si queréis de segundo podéis hacer un pescadito a la plancha o unos filetitos, en la sartén.  Y ahora que las nombro, ese es otro mundo que ya abordaremos en otra publicación, porque hay cantidad de variedad en el mercado y hay que valorar las mejores sartenes calidad precio,  Para conseguir que nuestras cocinas sean verdaderos templos de elaboración de sencillos platos y muy ricos

Espero que esta receta tan tradicional os saque de algún apuro de comida a ultima hora o rescatar las recetas tradicionales de nuestras abuelas.


Bizcocho sorpresa de zanahoria en microondas

 







Hace pocos días fue mi cumple. Y mi peque me propuso que hiciéramos un bizcocho en casa, diferente y se acordó de la tarta piñata que le hice cuando el cumplió cuatro años.

Así que pensando, y como se está aficionando a la cocina conmigo, y me ayuda con las recetas de cocina, incluso algunas veces ha publicado alguna receta que el ha elaborado, siempre dándole su toque.

Pues nos pusimos a ello, y le sugerí que como hacemos los bizcochos al microondas, y es aconsejables hacerlos en un molde de rosca, (porque los microondas cocinan de fuera hacia dentro, pues le dije que lo íbamos a rellenar de bolitas de chocolate.

Así que escogí la receta del bizcocho de zanahoria que hacia mucho que  no preparábamos.

300gr zanahoria

150gr azúcar

3huevos

100gr aceite girasol

200gr harina repostería

15gr levadura (un sobre)

Chocolate para cobertura

bolitas de chocolate


Ralla la zanahoria (picadora, etc)

Añade el resto de ingredientes y bate, hasta obtener una mezcla homogénea

Pon en un molde apto micro (utilicé uno de silicona, tipo corona) 7 minutos y 2 de reposo potencia Máxima (800w)

Los tiempos varían dependiendo del microondas, lo bueno que tiene es que si no está hecho puedes ir añadiendo intervalos cortos de tiempo.   

Una vez listo, desmoldo el bizcocho, y le recorté un poco la base.

Deja enfriar en rejilla. Una vez frío, Pon lo en el plato de presentación. Rellena con las bolitas de chocolate, y tapa con los recortes de la base. 

Derrite el chocolate de cobertura en el microondas (pequeños intervalos de tiempo y ve removiendo, para que se derrita y no se queme) y decora a tu gusto. 

Y listo!


Pollo entero al horno con patatas

 



Hoy vamos a cocinar una receta muy tradicional y popular en nuestros hogares. Con un ingrediente muy versátil en nuestra cocina. Además de tener las siguientes propiedades:

-Rico en proteína y baja en grasas.

-Beneficioso para la salud cardiovascular

-Contenido  de triptófano (aminoácido necesario para la producción y mantenimiento de las proteínas, músculos, enzimas, etc...)

-Rico en fósforo, selenio, potasio y zinc.

-Vitamina B6

-etc

 Además de todo esto, es un producto básico fácil de obtener y a precio  razonable,  te voy a mostrar tips para conservar el pollo cocinado en la nevera 


Las recetas con pollo son de mis favoritas, porque como te he comentado antes, al ser un ingrediente versátil, si llegara a sobrar puedo comerlo al día siguiente o en otras recetas, siguiendo estos consejos para conservar el pollo cocinado dentro del frigorífico:

- Si has cocinado el pollo con verduras que contienen mucha agua, separas estás del pollo, (ya que en la nevera se ponen "lamiosas" y pueden dañar el pollo.

- Aparta el pollo de los alimentos crudos.

-Si has cocinado el pollo entero, límpialo de piel y huesos, así te será más fácil de utilizar en otras recetas ya que estará listo.

-Introduce el pollo (una vez ya frío) en una bolsa y envásalo al vacío, así conservarás más tiempo dentro del frigorífico (unos 4 días) y con sus propiedades.

-Si no tienes para envasar al vacío, hazlos en bolsas con cierre zip, intentando extraerle al máximo el aire. (con esta opción el tiempo dentro del frigorífico se reduce)

El pollo es un producto tan comodín, que si te sobrara, puedes volver a comerlo dándole un toque al microondas, o en nuevas recetas, como lasañas, en bocatas, pizzas, etc.


Pollo al horno con patatas

1 pollo entero limpio.

2-3 patatas peladas y cortadas en rodajas

2-3 dientes de ajo

Majado:
Orégano, ajo en polvo, tomillo, pimienta molida, sal, aceite


En una bandeja para el horno, pincela la base con aceite, pon una cama con las patatas y los dientes de ajo troceados, coloca el pollo

Con una batidora, bate los ingredientes del majado, y una vez batidos, Rocía con la mezcla el pollo.

Introdúcelo en el horno a 180º, el tiempo de cocción dependerá del tamaño del pollo, y el tipo de horno que tengas.

Y listo!!!





Pastel de quesitos al microondas





Hoy os traigo una versión de tarta de queso, realizada con quesitos tipo cuña, quesitos, o popularmente conocidos por una conocidísima empresa que los lanzo al mercado, quesitos caserío. 

Y también he cambiado el tipo de cocción, en lugar de realizarlo en el horno, lo vamos a cocinar en el microondas.

Al cocinarlo de esta manera tenemos que tener en cuenta varios aspectos, el más importante visualmente no nos quedará tostadito, o de color cremita, ya que el microondas no dora ni tuesta. (tenemos que tener en cuenta que no hace la misma función que el horno) Sin embargo a su vez puede ser una ventaja que nos quede de color claro y uniforme, ya que así podemos añadirle la decoración que más nos guste y lucirá más.     

Recuerda es importante que sepas la potencia de tu microondas, y siempre que hagas una receta pongas un poco menos de tiempo del que se indica, y ya vayas añadiendo según veas como se va cocinando, hasta obtener el punto de cocción que desees. 

Y otra ventaja, ahora que en España nos suben la luz desorbitadamente, y con tramos horarios que nos costará adaptarnos, ¿Por qué renunciar a este tipo de recetas?

Pues este tipo de recetas, cocinadas en el micro, en menos de diez minutos tienes un rico postre, y además como tienen que reposar y están mejor en frio, pues mientras preparas la cena, o en el tramo horario que más barata esté la luz.  Y así cuando llegue la hora de la comida o la merienda, ya tendrás listo este rico postre.


Ingredientes

6 quesitos en porciones.

3 huevos

200ml de nata

1 yogurt (o natural o de sabor limón)

leche (la medida del vaso de yogur)

azúcar, medida y media del vaso del yogur

harina, medida de un vaso de yogur

una pizca de levadura (Opcional y poquísima cantidad)


 Bate todos los ingredientes, vuelca en un molde de silicona con rosca y pon en el microondas 7min potencia 800w. Comprueba si está hecho, (si no fuera así ve añadiendo tiempo de poco a poco) 

Desmolda, enfría en rejilla, pásalo a un plato y al frigorífico.  Yo le puse por encima sirope de fresa.

Y listo!!!




Mobusi