Un Producto: Guisantes

Resultado de imagen de guisantes

Por que todo no va a ser cocinar, debemos conocer los productos que cocinamos.

Hoy le toca el Turno al Guisante.

Abril, temporada del guisante, fresco claro, en la sección de congelados los encontraremos durante todo el año.

Un plato de guisantes frescos (200 gramos) cubre las necesidades diarias de vitamina C de un adulto, el doble que los congelados, y el triple que los de lata. Así que aunque nos parezca más caros los frescos, al final el resultado es el mismo o incluso mejor.


Digestión

Actúan en el intestino como un alimento prebiótico, impidiendo el crecimiento de bacterias dañinas y favorece el equilibrio de la flora intestinal. Por lo que facilitan la digestión y combaten el estreñimiento

Beneficios

Ricos en vitamina C, minerales calcio y magnesio, fibra y otros nutrientes, su consumo regular ayuda a mejorar y prevenir enfermedades cardiovasculares (angina de pecho e infarto)

Azúcares

Al ser una legumbre, vierte poco a poco la glucosa en la sangre, por los que son recomendables para el control de la diabetes y evitar la sensación de hambre

Huesos

Los frescos sobre todo, son fuente de vitamina K, y contribuyen a la correcta coagulación de la sangre, interviene en la formación de los huesos, aumenta su densidad y previene la osteoporosis

Vista

Contienen vitamina A, carotenos y luteína, imprescindibles para la salud visual, evitando la formación de cataratas.

Combina

Con arroz, cuscús o pasta, que aportan los aminoácidos esenciales que carecen los guisantes, pudiendo sustituir la ración proteica de carne o pescado del plato.


Recetas


Guisantes con pasta



Crema Guisantes

Crema gisantes



Nota: Os recuerdo como en todos los artículos de este tipo, no soy nutricionista, medico, etc... solo recopilo la información en revistas y libros. Cualquier duda consulta con un especialista en este tema.

Fuente: La nueva botica, R.P. 2293

Mobusi